El presunto matador de un vendedor de quesos del municipio Aragua de Barcelona, cayó fulmina’o a balas, la tarde de este domingo, en el caserío Los Dividivis, tras retar a los papirrukys del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

El mortadela fue identificado como Yetsip Cortez López de 23 años, alias “Junior Caracas”, quien llevó dos pepazos en el pecho. El patrón de la delegación estadal de la policía científica, comisario general Jhonny Rodríguez, contó que tipo 5:00 p.m, un combo del Eje de Homicidios y subdelegación Aragua de Barcelona, entromparon en la zona para meterle los ganchos a Cortéz.

El convive estaba enconcha’o entre un poco ‘e monte, dentro de un cambalache hecho con sábanas y palos. Rodríguez detalló que al pillar que llegaba el gobierno, el malandritó le soltó candela y piró en altamira.

Los petetes se pusieron las pilas y respondieron al fuego del landro, quien cayó cohetea’o en el show. El carajo fue trasladado de golin-golin hacia la emergencia del hospital Rafael Rangel, donde peló gajo al ratico de su ingreso. El chivo Rodríguez dijo que en el lugar metieron pa’ la maleta dos bichas, entre ellas una calibre .44 mm, reconocida por un pana a quien le pegaron un quieto en la finca hace poco.

*LO MATÓ
“Junior Caracas” estaba raya’o por el asesinato del vendedor de quesos Cruz Maita, registrado la madrugada del sábado en Los Dividivis. Aproximadamente a las 3:30 a.m, Maita regresaba a su choza después de haber disfrutado y compartido algunas curditas con unos amigos, cuando fue interceptado por cuatro carajos, quienes sin mediar palabras, le clavaron dos balazos en el pecho que le quitaron la vida a la velocidad de la luz.

Contaron los chismosos que días anteriores, el choro se metió en la propiedad de Maita para perpetrar un tumbe; sin embargo, el dueño se la cortó. Ese día Cortéz lo amenazó de muerte y juró que se vengaría.