¡Eficiencia o nada compadrito!
Los bienvestidos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), se destacaron esta  semana tras ponerle el grillete a nueve malandritos. El papaúpa de la delegación estadal de la policía científica, comisario general Jhonny Rodríguez; detalló que fueron desmanteladas dos organizaciones delictivas que mantenían azotadas a las comunidades.

*CERO DELITOS
El primer evento lo desplegaron en la zona rural de Barcelona, específicamente en la población de Caigua. Rodríguez dijo que tenían registradas varias denuncias sobre robos a empresarios de la localidad; por lo que una comisión entrompó en el lugar a eso de las 11:00 de la mañana.

Tras peinar el sitio, hallaron con las manos en la masa a Diego Ramón Figueroa de 54 años de edad, Carlos Enrique Calderón (23), Javier José Calderón (34), Curapiaca Salazar (30) y un menorcito de 16 años; en el sector Las Palmitas.

El patrón dijo que a ese combo le decomisaron una escopeta calibre 12 milímetros, una pistola calibre 44 y dos recipientes cargado con 100 kilos de carne. “Estamos trabajando en pro de disminuir los índices delictivos en el estado”, apuntó el papá de los helados.

En otro evento, los encorbata’os de la subdelegación capitalina hicieron su entrada triunfal en el barrio El Espejo. En el point, dieron con la ubicación de Julio Andrés Vargas, Alexander José Marcano (23), Luis Enrique Rauseo Rincones (18) y José Miguel Aguirre González (22).

Los perencejos se cayeron con dos cajas de aceite para motor y dos cajas de refrigerantes. El empartola’o mayor detalló que los productos fueron tumbados de una empresa de lubricantes. Todos fueron puestos a la orden de la fiscalía de flagrancia.