La miel tiene muchas variedades, dependiendo de la fuente floral de polen o néctar que cosecharon las abejas en su colmena.
Esta tremenda cosa espesa tiene numerosos minerales como el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio. Están presentes también alrededor de la mitad de los aminoácidos existentes, ácidos orgánicos (ácido acético, ácido cítrico, entre otros) y vitaminas del complejo B, vitamina C, D y E. Asimismo, posee una variedad considerable de antioxidantes (flavonoides y fenólicos).

Pa’ endulzar.
Nada mejor que echarle un chorro ‘e miel a una bebida o comida pa’ ponerle el dulzón. A diferencia del azúcar, que es simplemente un edulcorante, la miel tiene muchísimas cosas positivas pa’l organismo, además de endulzar te dará minerales, vitaminas, entre otras cosas que necesita la cuerpa, pa’ ser sanos y fuertes. Sin embargo, el valor nutritivo dependerá de la fuente floral y tipo de miel.

Quita dolor.
La miel se ha utilizado durante mucho tiempo como una forma natural para calmar los dolores de garganta. Prueba al preparar un simple té o agua caliente con limón y miel cuando la garganta necesita un poco de alivio. Esta cosa espesa también es un supresor eficaz de la tos.

Antiséptico.
La creación de las abejas tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que la hacen ideal para estimular el sistema inmunológico, no solo cuando se es ingerida, sino también cuando se aplica tópicamente sobre la piel.
Estas propiedades ayudan a que las heridas y cortes estén limpios y a mantenerlos libres de infección, por lo que es un buen antiséptico natural.

Hidratante.
Usando una máscara facial con base de miel en áreas secas o ásperas puedes hidratar tu piel, porque la miel ayuda a retener la humedad. Prueba hacer una máscara con auyama y tendrás un maravilloso exfoliante. Debido a su capacidad para retener la humedad, la miel también está en la base de muchos acondicionadores del cabello, al que además nutre. Ideal pa’ lucir bella en todo momento.

Pa’l estreñimiento.
La comida preferida de Winnie Pooh tiene un elevado contenido en fructooligosacáridos (FOS), que aunque tienen una función principalmente energética, al llegar al colon se comportan de una forma similar a la fibra vegetal: captan el agua aumentando el volumen de las heces y originan gases que incrementan el peristaltismo o movilidad intestinal. Por lo que ejercen un efecto laxante suave.

Controla la regla.
La miel estimula la producción de ácido graso omega – 6, que regula los procesos hormonales en nuestro cuerpo.
Como se puede ver, la miel natural es uno de los alimentos más puros, naturales y con mayor cantidad de beneficios.