Las empresas chinas son conocidas por someter a sus empleados a algunos de los castigos más inusuales y degradantes, pero este último se lleva todos los premios. Según informes recientes, una empresa de Hanzhong, en la provincia de Shaanxi, decidió castigar a quienes no cumplieron con sus objetivos de ventas dándoles de comer un repugnante cóctel de licor y gusanos vivos. El humillante castigo se llevó a cabo en una plaza donde 60 empleados de la compañía fueron convocados para presenciar como los de bajo desempeño comían los gusanos.


inso-2Le prohíben apostar porque gana demasiado

Un ex profesor de matemáticas de Camden Town, Inglaterra, afirma que los locales de juegos no tomarán más sus apuestas, luego de que idease un sistema que garantiza que gana cada vez, sin ningún riesgo de pérdida. Richard Saul (que se hace llamar el “Mago de Probabilidades”), afirma que ha apostado decenas de miles de libras en las carreras de caballos en los últimos tres años, pero en las últimas semanas, todos los corredores en Camden Town, menos uno, dejaron de tomar sus apuestas.

 


inso-3Aves desorientadas chocan contra rascacielos en Londres

La Real Sociedad para la Protección de las Aves del Reino Unido ha tenido “numerosos reportes” de aves chocando en ventanas de edificios de cristal en Londres. A las perdices, originarias de Rusia y los países escandinavos, les atraen las ciudades por sus luces brillantes. Andrew, asesor de fauna dijo: “En esta época del año, recibimos llamadas y mensajes casi todos los días de gente que está preocupada por lo que está viendo”. A pesar de tener una visión de 360 grados, las aves chocan continuamente con ventanas, que confunden con el cielo abierto.

 


 

inso-4Atraparon a lamedor serial de pies

En la medianoche del 23 de julio, una mujer de unos 20 años pasaba frente a una playa de estacionamiento en la ciudad de Kyoto, cuando un hombre sentado dentro de su auto la llamó, “¿Podría ayudarme a arreglar mis frenos?”. Una petición rara a la que la mujer accedió. Tal como el tipo le pidió, se metió en el asiento del conductor y comenzó a bombear el pedal del freno. Sin embargo, de repente el carajo se acomodó en el piso del asiento del conductor, le quitó las sandalias a la mujer, y comenzó a lamerle las plantas de los pies. La mujer logró grabar el asalto y anotó la placa del carro para presentar la evidencia ante la policía, que posteriormente, logró dar con el paradero del “Lamedor de pies” y lo apresó.