Los panitas de la misma sangre, Rubén y Francisco Limardo no dieron la talla y se quedaron entre los 16 mejores previo al tablón de los ocho mejores espadachines de la Copa del Mundo que se celebró en Buenos Aires, capital de Argentina.

A primera hora el medallista olímpico venció al contrincante japonés Inochi Ito 15-10, en su segundo combate  el patrio también salió airoso 13-12 ante el francés Daniel Jarent, pero en la última ronda el convive venezolano no aguantó la pela y cayó 15-4 ante el suizo Max Heinzer.

Su hermano Francisco contó con la misma suerte, en los dos primeros el llave se agrandó y  ganó a los franceses Alex Fava 15-14 y a Mathias Biabiany 15-10,  pero en el último combate se fue en tegua y perdió 15-8 ante el coreano Park Sanyoung.  La competencia por equipos se realizará hoy, donde los nacionales esperan poder transcender del segundo lugar obtenido en el 2013.

*BENÍTEZ GOTEÓ
Por su parte, la mamita venezolana Alejandra Benítez disputó la Copa del Mundo de sable femenino de  Orleáns, en su primer combate del tablón de 64 se plantó activa y ganó 15-6 a la alemana Ann- Sophie Kindler, pero en segunda ronda se vinó abajo y resbaló ante la húngara Petra Zahonyi 15-11.

En este evento también participó la panita de las varillas Patricia Contreras, sin embargo, la costillita no cuadró en el evento y fue eliminada en la etapa preliminar de 128 ante Kate Daykin representante de Gran Bretaña 15-10.
REDACCIÓN