Una jeva pasó al mejor mundo de un solo jalón tras escuchar las sirenas de una alerta de tsunami anunciada por el terremoto de magnitud 7,2 que sacudió ayer el Pacífico, con epicentro en El Salvador, dijeron los pacos.

La muertica fue identificada como Juana Petrona García, de 57 años, originaria del municipio de San Juan del Sur, cerca de la frontera con Costa Rica, en el Pacífico sur de Nicaragua, dijo la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

La mujer, cuando escuchó el sonido de la alarma, se desmayó y falleció de un infarto, indicó Murillo.

Redacción