Se estaba estrenando como juvenil en las grandes ligas y durante su primer turno al bate, lo poncharon a punta ‘e plomo en sector Pele Ojo. El beta donde cayó abatido un jovencito de 17 años de edad, se registró la noche de este jueves en plena vía pública. El padre del menor de edad, apodado «El Galindo», no se calló nada y soltó la sopa completica, con todas las verduras y condimentos.

*el pote
Como a las 11:00 pm sonó el teléfono del señor. Era su ex mujer, quien le dijo que llamara al padrastro del muchacho, porque presuntamente le habían pegado unos tiros.
Paíto preocupadísimo, se comunicó con el hombre y de una salió volando hacia el hospital universitario de Barcelona.

Al llegar, se enteró que su hijo había muerto en un presunto enfrentamiento con un combo de la Guardia del Pueblo. «Yo le dije que dejara la mala junta», expresó el don.
A su juicio era la primera vez que su hijo salía pa’ la pista.

Según lo que le contaron, el abatido montó una alcabala ficticia en Ojo de Agua junto a tres landros. Suponen que pegaron un quieto y les cayeron los verdes.
Con toda sinceridad, el padre del ultimado admitió que su chamo andaba en malos pasos.

Hace cuatro años el carajito vivía en el barrio La Orquídea de Barcelona, pero él y la mamá se largaron luego que mataran a la pareja de la señora. Una niña de la comunidad estaba enamorada del pela’o y como este no le paraba, inventó que la había violado.

El papá de la chamita, estaba recién salido del penal y se echó puños con el padrastro, quién defendía al retoño. Como no pudo joderlo, juró que lo mataría. A los días regresó y cumplió con la promesa.