Ahora que es parte del cuerpo técnico de Caribes de Anzoátegui, Tomás Pérez, uno de los mejores bateadores en la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, trata de adaptarse, aunque parezca uno más del combo.

El paleador ambidiestro se retiró hace par de años, sin embargo, peloteros, mánagers, periodistas y directivos le recuerdan que tal vez pudiera seguir conectando hits, si se atreviera a empuñar el madero y tomar algún turno.

“Ya pasé el interruptor”, asegura Pérez. “Aunque no niego que todos los días extraño estar en el terreno de juego. Quisiera estar allí, pero no se puede. Los años no pasan en vano y hay que darle paso a los más jóvenes que vienen subiendo”, exclamó Tommy.

*Enseñanzas
El barquisimetano se ha involucrado tanto en su nuevo papel en el diamante que, confiesa, se preocupa enormemente de impartir todos sus conocimientos a cada pelotero, tanto a los jóvenes como a los veteranos. “Me han visto como un entrenador, han sido muy considerados, pues estamos en otra onda y ellos lo han entendido. Esto no es nuevo para mí. En Estados Unidos con la organización de Atlanta ya había sido coach, pero en Venezuela me estoy estrenando en estas lides y la experiencia, definitivamente, es otra. De verdad, hay que saber ser coach en esta liga”, cantó Pérez.

*Chalequeo
“¡Pana! ¿Y por qué no estás practicando con nosotros? No puedo creer que ya no estés jugando, no te veo como coach ¿Qué es eso? Deberías estar en el terreno de juego”, le dijo Orlando Arcia a Tomás Pérez.