En horas de la mañana, 46 convictos que se encontraban en los calabozos de los empartola’os, fueron trasladados hacia las Grandes Ligas.

32 de los choros se encontraban en la subdelegación Barcelona, mientras que 16 llenaban las celdas de la sede Portocruzana. Debido al grave problema de hacinamiento que hay en las canas preventivas de la policía científica, la ministra Iris Valera, liberó las boletas de traslado.

El combo de choritos privados fueron recibidos en Puente Ayala y el Centro Agroproductivo. Aún en los botes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quedan 123 engrilleta’os a pesar que la ley establece que los enflusa’os no pueden tener gente presa en los despachos.

MUJICA