Las autoridades de Nicaragua y de la Iglesia católica botaron la casa por la ventana e inauguraron este jueves en Managua un tremendo museo en honor a San Juan Pablo II con las piezas, objetos y reliquias que se usaron durante sus dos visitas a este país centroamericano. El sendo museo, que tiene el nombre de San Juan Pablo II y está ubica’o en la Plaza de la Fe, una explanada a orillas del lago de Managua, fue abierto por el nuncio apostólico en Nicaragua, el nigeriano Fortunatus Nwachukwu, y el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes. También por el presi del país, Daniel Ortega, y su pechuga, la vicepresidenta electa y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, así como autoridades de la Alcaldía.