Jhorman Daniel Matínez de 22 años de edad, estiró la pata la madrugada de ayer, luego de que presuntamente funcionarios de la Policía Nacional Bolivarian (PNB), le propinaran dos candelazos.

El betulio ocurrió en la calle Oriente del sector El Espejo en Barcelona. De este parampampán se conocen dos versiones. La primera de ellas, contadas por los chismosos del barrio, fue que Jhorman estaba echando un camarón en su pieza, cuando de repente se escucharon unos plomazos.

Al parecer, el muchacho salió a ver lo que pasaba  y en eso los Politamarindos descargaron su hierro en contra de él. De inmediato, una costilla lo llevó hasta la emergencia del hospital Luis Razetti de la ciudad capitalina, donde ingresó a las 2:25 de la madrugada. 10 minutos después, pasó a mejor vida.

En el centro de salud, los expertos le observaron un disparo en el lumbar izquierdo que le salió por el abdomen y otro en la pata izquierda. En el libro de novedades del Razetti, el combete de Hora Sero, leyó que Jhorman había sido agredido directamente por un PNB.  Otra versión arroja que el mortadela, estaba reunido con un grupo de amigos cuando llegaron los tombos y le dispararon.

Los restos del muchachos fueron llevados hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).  Hasta el cierre de esta edición, se intentó conocer la versión oficial de los hechos, pero la acción fue infructuosa.

MÉNDEZ Y.