La potencia financiera de los clubes chinos representa «una amenaza» para la Premier League, estimó este viernes el entrenador del Chelsea, Antonio Conte, en respuesta a preguntas sobre el futuro de su jugador brasileño Oscar, deseado por el Shanghai SIPG.

«El mercado chino es una amenaza para todos los equipos del mundo. No sólo para el Chelsea», estimó el técnico italiano. «No sé mucho cómo está el tema, pero debemos esperar», continuó Conte sobre su volante ofensivo brasileño.

El Shanghai SIPG estaría dispuesto a pagar 60 millones de libras (71,5 millones de euros) para contratar a Oscar en el mercado de enero. Para Conte, los clubes chinos pueden tener mucho dinero, pero la calidad sigue estando en Inglaterra. «Creo que esta liga (la Premier League) es fantástica y poder jugar en ella es una gran oportunidad, un gran honor. Hay que estar orgulloso de jugar en esta liga. Creo que es la mejor del mundo», estimó el exseleccionador de Italia.

En el mercado de principios de 2016, la Super League chino desembolsó un récord de 331 millones de euros, según la web Transfermarkt, para la contratación de 163 nuevos jugadores. El órgano del partido comunista chino del actual régimen pidió a los equipos que se controlen.