La la Unidad Educativa Carlos Fragachán en Guanipa recibió la visita del hampa dos veces este año. En la segunda, un beta más rudo explotó.

Un carajo y su compinche se habían metido a esa escuelita a robarse las compus de los chamitos, pero los tombos los vieron, y se prendió la plomamentazón. De esta no salió vivo Julio César Campos Orozco de 26 años de edad, alias “El Maturín”, quien era azote en liceos y escuelas, por lo que cuentan.

*ASÍ PASÓ
El chivo del CCP Guanipa, El supervisor agregado Daniel Lascano, dijo que a la medianoche del viernes una comisión patrullaba por  la calle Yaracuy del sector Vista al Sol, cuando pasan por la escuela y ven a los dos amigos de lo ajenos haciendo de las suyas.

Los tombos se llegan a dar la voz de alto y “El Maturín” sacó una bicha creyéndose malote. Los de la ley respondieron sin pensarlo y dejaron como colador al landro, mientras el compinche logró pirarse del sitio, brincando la cerca y perdiéndose de vista.

A “El Maturín” le incautaron una escopeta que no tenía seriales ni marcas visibles. Antes que los hampitas fueran sorprendidos por los pacos, rompieron varias puertas y trataron de ingresar al tráiler Cantv, donde hay 11 computadoras.

El compinche solo se llevó un router, según explicó la subdirectora de la escuela. Lascano dijo que los polis se mantienen desplegados en las escuelas, especialmente ahorita que hay vacaciones.

Quijada