No vivió pa’ contarla. Y es que a un muchacho de 23 años de edad, le fue arrancada la vida la noche del pasado lunes en el sector Barbacoa, zona rural del municipio Simón Bolívar.

El llave Douglas Andrés Silva, se encontraba en su rancho, situado en  la invasión «Simon Bolívar», cuando de un momento a otro, unos mala conducta entraron derechito pa’ la morada. Dicen las malas lenguas que  tenían como finalidad robarse las pernencias de Silva.

*Versión del costilla
Isail López, hermano de la víctima, echó el pote de  que pasadas las 6:30 de la tarde, los chismosos de la comunidad, escucharon gritos provenientes de la residencia de Silva.  Esto bastó y sobró pa’ que decidieran llamar a Isail para contarle lo que estaba pasando.

«En lo que me dijeron, de inmediato me fui hasta allá para ver lo qué había pasado», dijo.  El costilla cuando llegó hasta el rancho 43, donde vivía el tercero de sus 11 hermanos con su maíta, se percató de que el cuerpo yacía frente a la vivienda.

«Como pude lo cargué para llevarlo hasta un centro de salud donde me ayudaran a salvarle la vida», expresó Silva. Fue a las 7:00 de la noche que a la emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, ingresó Douglas, donde recibió asistencia médica.

Los batasblancas hicieron todo lo posible para salvarle la vida a Douglas, pero cuando el reloj marcó las 9:00 pm, el hombre estiró la pata. Posteriormente sus restos fueron llevados hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), para ser sometido a la necropsia de ley. Los que más saben pudieron observarle 14 puñaladas en distintas parte de la cuerpa de Silva. Hasta el lugar de los hechos, llegaron los pavitos  de la División de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), a lupear to’ eso.

*Presunto robo
Isail, agregó que presume que el móvil del show sea el robo. «De la casa se llevaron unos ventiladores y otras cosas que eran insignificantes, pero que igual valían», detalló. Por su parte, una mujer quien pidió no dijeran quién era, enfatizó que del jacal donde se cometió el crimen, vieron salir a un malhechor apodado «El Richita». Es por ello que la policía científica dio inicio a las averigiuaciones pa’ determinar si esta joyita está involucra’o en el Betulio.

MÉNDEZ Y.