El maestro de orquestas criollo Gustavo Dudamel verá cumplirse su sueño de toda la vida cuando este domingo eleve su batuta para dirigir el tradicional Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, que llegará por televisión a más de 50 millones de espectadores de 93 países.

«Es un sueño hecho realidad», dijo Dudamel este jueves en Viena, Austria, durante la rueda de prensa de presentación del programa del célebre evento que, como todos los primeros de enero, tendrá lugar en la Sala Dorada del Musikverein de Viena.

Así con sus apenas 35 años, el orquestista se convertirá en el director de orquesta más joven que hasta la fecha haya dirigido este célebre concierto. Incluso comentó que es «un honor» pa’ él integrar la lista de grandes maestros que han estado en ese lugar año tras año, como Herbert von Karajan, Claudio Abbado, Carlos Kleiber, Zubin Mehta, Riccardo Muti, Nikolaus Harnoncourt, Seiji Ozawa o Daniel Barenboim, entre otros.

Dijo que siendo un chamito nunca se espero tantas recompensas en su carrera musical. “Nunca me lo imaginé siendo un niño de Barquisimeto (Venezuela) y era como algo realmente lejano”, afirmó el director de la Filarmónica de Los Ángeles (EE.UU.) y de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, resaltando que siempre se debe luchar por los sueños. «Es lo más bonito que tenemos».