Edwin Encarnación no solamente es capaz de sacar la bola del parque con frecuencia, sino que también ha demostrado que tiene suficiente control de la zona de strike.

Fue el estilo de bateo de Encarnación, que convenció a la Tribu a darle un contrato de tres años y 60 millones de dólares al inicialista.

Todo contrato lucrativo conlleva riesgos, pero en este caso están los 34 años que posee.

«Ha sido un jugador increíblemente productivo», dijo el gerente general de la Tribu, Mike Chernoff.

«En el caso de alguien como Edwin, tiene un gran comando de la zona de strike y es tremendo bateador. No es simplemente un bateador de poder. Eso nos hace confiar en su consistencia», culminó.