El Ministerio Público (MP) acusó a Erika Carolina Rivero Castillo de 18 años, por su presunta responsabilidad en la muerte de su hija de 10 meses. El hecho se registró el 31 de octubre de 2016 en en el sector Razetti II de Barcelona.

Los fiscales 23 y auxiliar, Leossana Canache y Ronald Tarache, respectivamente, acusaron a la caraja como coautora en el delito de homicidio calificado y trato cruel.
Los convives del MP, consignaron ante el Tribunal 2° de Control el papelito, en el cual solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de Rivero Castillo y que se mantenga enjaulada.

Esta permanece recluida en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Barcelona. Por el caso están a la espera de la audiencia preliminar la pareja de Rivero Castillo de 16 años y una joven de 14 años de edad.

Estos fueron acusados por la fiscal 17, Betzaida Sánchez, por el delito de homicidio calificado en la persona de su descendiente en grado de autoría y cooperador inmediato, respectivamente. En su oportunidad, el Tribunal 2° de Control con competencia en materia de Responsabilidad Penal del Adolescente los privó a ambos. REDACCIÓN