El combete de la Vinotinto sub-20, a menos de una semana para el inicio del Suramericano de la categoría en Ecuador, está más que lista para estrompar en el desafío. La meta es clara: buscar uno de los cuatro cupos al Mundial de Corea del Sur, que se disputará en mayo.

El combinado nacional suma más de 25 módulos de preparación de cara a la cita continental. “Ha sido muy importante esta preparación, las dos semanas que tuvimos en Mérida (del 5 al 23 de diciembre)  fueron fundamentales. Hay mucha actitud y disposición de parte mis compañeros, es una competencia muy sana”, lanzó la lírica Ronald Hernández, quien apunta a ser el lateral derecho titular.

El defensor ficha de Zamora acotó: “El fruto de los entrenamientos se vio reflejado en los juegos (amistosos)”. La manada criolla ha tenido la oportunidad de disputar dos torneos internacionales: Cotif en España y la Copa los Andes en Perú, torneo en el que fueron campeones. El lateral derecho habló claro para finalizar: “Tenemos una base muy consolidada desde hace mucho tiempo y eso nos genera tranquilidad, porque somos una de las selecciones mejores preparadas. Vamos tranquilos, pero no nos confiamos”.