Este fin de semana se presentó una nueva sampablera en una cárcel brasileña en lo que va del 2017. En esta oportunidad en el motín murieron al menos 27 presos. Julizka Azevedo, portavoz del gobierno del estado de Rio Grande do Norte soltó que el motín estalló en la prisión de Alcaçuz, la más grande del estado, y que efectivos de la policía y de la policía militar habían sido desplegados para atender la situación.El motín, que concluyó tras 14 horas, se originó después de que estallara un altercado entre dos bandas rivales, el Primer Comando de la Capital (PCC) y el Sindicato del Crimen de Rio Grande do Norte.