Finalmente la bandita del FC Barcelona se pudo quitar la mala racha e irse victorioso de Anoeta. Desde el momento del sorteo de los cuartos de final de la Copa del Rey, el duelo entre vascos y catalanes se mostraba como uno lleno de morbo por los antecedentes inmediatos de ambos clubes.

Los convives blaugranas salieron con su alineación de lujo, de mitad de cancha para adelante, dejando bien en claro que no iban a aceptar que se les escapara la oportunidad de llevarse los tres puntos de un territotio hostil. Real Sociedad, por su parte, mantuvo el guión que tan buenos resultados le ha dado ante los dirigidos por el profe Luis Enrique. Los locales presionaron la salida del rival, asfixiaron a los receptaron y tuvieron un par de llegadas claras que no lograron materializar.

Al minuto 20 de la primera mitad, Neymar fue derrumbado dentro del área txuri urdin y el propio brasileño se encargó de ejecutar la pena máxima para vencer al arquero argentino Gerónimo Rulli. La segunda mitad bajo en calidad, en gran parte por la lesión de Andrés Iniesta, pero la Real Sociedad tuvo un par de ocaciones para anotar, desperdiciadas por asier Illarramendi y Yuri.