Al menos 50 mal porta’os se fugaron de una cárcel durante un sendo motín que se lanzaron en el estado de Sao Paulo, al sur de Brasil, soltó el Sindicato de los Agentes de Seguridad Penitenciaria (Sindasp). Las autoridades todavía no terminaron de contar a los panitas presos, por lo que el número de fugitivos podría ascender a los 200. El presi del Sindasp, Daniel Grandolfo, le dijo a los medios que el zaperoco en el presidio Instituto Penal Agrícola de la localidad de Bauru, en el interior de Sao Paulo, ya fue “controlada” y que no hay heridos. También explicó que en la cárcel solo hay internos vinculados al Primer Comando de la Capital.