Los profesores del Instituto Politécnico Santiago Mariño están en paro desde este martes porque exigen reivindicaciones salariales lo más pronto posible.

El personal académico, quienes son más de 400 perjudicados, notificaron que llevan tiempo pidiendo el aumento, sin embargo en los últimos seis meses les han aumentado dos veces la matrícula a los estudiantes, pero a ellos nada de nada.

El convive José Simosa, uno de los maestros protestantes, soltó que el aumento para los alumnos, quienes son más de 8.000, fue de Bs. 6 mil a 12 mil  y luego de 12 mil a 45 mil, mientras que ellos como docentes siguen cobrando unos miseros 10 mil bolos mensuales que no les alcanza para cubrir todas sus necesidades básicas y menos las de sus guarichos.

“Damos clases solo de corazón, por puro amor a nuestra vocación porque somos docentes que venimos a formar futuros profesionales, pero ya nos estamos cansando de la incompetencia por parte de la institución”, desembuchó el hombre. Además, los panitas betearon que no les pagan los fines de semana ni los días feriados, por lo que en diciembre recibieron únicamente una quincena.  «No es posible que cobremos una miseria y aparte de eso tengan el descaro de reducirnos el pago cuando ellos lo vean conveiente», dijeron.

TIAPA


*LA FOTO.

Luchando  pa’ conseguir la papa

092 (2)

Los panitas que no cuentan con ingresos salariales se han visto en la necesidad de revisar todas las bolsas de basuras donde, ellos crean, pueda haber algo para meterle al buche, siendo esto algo tan normal para cualquier personaje que se los encuentre. Foto | Nieves Arriojas