Unos carajos presuntamente iban a pegar un quieto por los lados de la clínica Santa Ana, pero la vaina les salió mal porque los tombos de Sotillo intervinieron pa’ que los landros no siguieran jodiendo.

Allí se desató un plomo parejo como a las 6:30 pm, en donde uno de los landros quedó herido con dos plomazos, y los otros dos que estaban con él quedaron presos por los de la ley.

Al otro se lo llevaron rapidín pa’l Razetti, pero no aguantó la pela. Como a las 7:55 pm lo bajaron a la morgue del hospital barcelonés y se ordenó su traslado al Senamecf.
El carajo no cargaba ni copia ‘e cédula. Se espera que parientes lo identifiquen.

CARLOS