Desde hace siete años , los convives del sector I de la avenida Tumba De Bello de Barcelona, viven con el mal estado de la vialidad, así como también, entre las aguas negras producto de los desagues de los ranchos adyacentes.

Los panitas de la zona informaron que la alcaldía pasó en el mes de diciembre raspando la calle, pero que luego no hicieron más nada. Simón Fermín, habitante  del lugar, soltó que la última vez que se hicieron labores de asfaltado, fue hace cinco años.

Asimismo, denunció que este no es el único problema que presentan, ya que la inseguridad está a la orden del día después que se esconde el sol , debido a la falta de alumbrado público.

«Eso es insoportable, es  una cuestión de vida o muerte, ya a las seis más tardar se tienen que cerrar todas la puertas» soltó. También precisó que  pasan patrullas policiales pero que no es suficiente, ya que delincuentes de otras calles acuden a realizar sus fechorías en el sector.

Por otro lado, la pure Tatiana Guzmán cantó que no solo es la inseguridad lo que los aqueja, sino que también el suministro de agua es deficiente, pues según alega la cortan sin previo aviso. «En ocasiones el agua sale en mal estado, lo que está ocasionando enfermedades en la piel, sarna más que todo», comentó.

*Basura
Los panitas del barrio desembucharon que el aseo público no pasa, sino cada 20 días, lo que genera que se vean en la obligación de sacar las bolsas ellos mismos hacia las avenidas más concurridas.

«Muchas veces tengo que cargar con kilos de basura en los brazos o en una carretilla, o si no, la quemamos entre todos los vecinos», dijo el llave, Francisco Pedrique. Las pures solicitan que se les preste más atención a los problemas del sector, ya que necesitan las ayudas para mejorar las condiciones del mismo.

ABRE 2