El suizo Roger Federer ganó el Abierto de Australia al vencer al español Rafael Nadal, en Melbourne en una memorable final a cinco sets por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3, ampliando a 18 su récord de trofeos de torneos grandes.

En 3 horas y 38 minutos Federer batió a su gran rival. El suizo jugó en Australia su primer torneo oficial después de no haber competido en la segunda mitad de 2016 para recuperarse de una lesión de rodilla. No ganaba un trofeo mayor desde Wimbledon 2012.

*ASÍ LO DIJERON
«En el tenis no hay empates, pero si los hubiera aceptaría orgulloso compartirlo contigo esta noche Rafa», dijo el ganador nada más recibir el trofeo, ante el júbilo de la Rod Laver Arena.

«Es increíble cómo está jugando viniendo de tan lejos. Seguro que has trabajado duro, estoy feliz por ti», añadió. «Ha sido un buen mes para mí, he disfrutado mucho. Trabajé duro para estar aquí hoy. Probablemente Roger mereció un poco más el título que yo», dijo Nadal, que tampoco completó la pasada temporada para tratar una lesión en la muñeca.

«Voy a seguir luchando. Siento que he vuelto a un nivel muy alto. Seguiré luchando esta temporada», añadió el español, que aspira a ganar su décimo Roland Garros.
En la rama femenina, Serena Williams se había impuesto el pasado sábado a su hermana Venus para igualar el registro de 23 títulos grandes.