El actorazo español Antonio Banderas se está sintiendo mejor en su casita, en el condado de Surrey, al sur de Inglaterra, después de haber sido hospitaliza’o la pasada semana a causa de un fuerte dolor en el pecho. El equipo médico lo mantuvo en observación hasta asegurarse de que se encontraba estable y fuera de peligro, por lo que recibió el alta y regresó a su casa acompañado de su pechuga, Nicole Kempel.