Usuarios denuncian que en algunos comercios asiáticos de la zona norte del estado no aceptan la tarjeta de alimentación a la hora de facturar productos de primera necesidad, alegando que el margen de ganancia es muy bajo mientras que,  por otro lado, sí se encuentran dando avances de efectivo a pesar de las restricciones impuestas a nivel nacional.

Uno de los compradores, que no quiso ser identificado, desembuchó que se caló tremenda cola para que al llegar a la caja, los dueños del negocio le salieran con el beta de que no podían aceptarle la tarjetica porque no les era conveniente. “Siempre quieren hacer lo que les da la gana, obviamente no van a preferir pasar una tarjeta de alimentación cuando con el avance generan más dinero extra, pero nosotros también necesitamos comprar y no le estamos pagando con papel”, soltó el panita.

Sin embargo, no todos los comercios orientales representan un dolor de cabeza para quienes se disponen a cancelar sus artículos con la bonus ya que, según las mismas personas entrevistadas, dijeron haber comprado en otros establecimientos sin ningún problema.

Y. TIAPA