Lo que antes no resultaba ser tan duro para el bolsillo, hoy en día, lo es y mucho. Sustituir cualquier artefacto eléctrico de la línea menor es todo un lujo para el trabajador común con salario mínimo, pues solo para comprar una licuadora sofisticada tienen que bajarse de la mula con unos Bs. 200 mil 500 o con unos 92 mil bolos por la más económica.

Según la mayorías de los gerentes de algunos establecimientos ubicados en Barcelona y Puerto La Cruz, las ventas han estado flojas en unos 70 puntos porcentuales, por lo que se les hace muy difícil renovar el inventario y, en algunos casos, levantar la tienda por la falta de ventas que, al juicio de los encuestados, ha incrementado muchísimo en los últimos meses.

Uno de los chivos de una tienda en Puertorro, quien no quiso ser identificado por temas de seguridad, soltó que, para bajar el margen de pérdidas, se ven obligados a seguir vendiendo la mercancía a precio viejo por lo que en ocasiones le provoca salir corriendo con las manos en la cabeza.

Las nuevas parejitas tienen que sudarse para amueblar su ranchito.

Las nuevas parejitas tienen que sudarse para amueblar su ranchito.

*Usuarios afectados
Por otro la’o, hay quienes, en su mayoría, optan por llevar sus aparaticos a cualquier puesto popular donde puedan ser reparados para evitarse un dolor de cabeza y de bolsillo. Un señor, conocido como “El popular Millo”, quien se dedica a la reparación y venta de repuestos para artículos como microondas, licuadoras, batidoras, aires acondicionados, entre otros, beteó que últimamente la demanda en su trabajo ha aumentado muchísimo debido a que la gente les conviene gastar pocas lucas por su servicio en vez de todo un dineral para sustituir el beta.

«Yo vendo económico, aquí no se gasta más de 2 mil bolos y además de eso ofrezco un servicio completo. Puedo reparar los artefactos y a su vez cuento con una variedad de piezas que puedan necesitar los mismos”, dijo el hombre. La ama de casa Sonia Martínez, desembuchó que en su rancho “le dan rosca” a los electrodomésticos que tienen hasta que que ya no pueden más, pero que para eso necesitan escoger bien quién es honesto en su labor de reparar porque, según ella, la masa no está pa’ bollo y las personas se las dan de vivas. “Uno tiene que ver en las manos de quien pone sus cosas porque yo tenía una licuadora nuevecita y se me dañó, se la di a un amigo que creía de confianza para que le diera unos toques y lo que hizo fue robármela, hasta el sol de hoy no lo he vuelto a ver”, chismeó la pure.

En la mayoría de las calles del casco central de Barcelona, pueden observarse  diferentres tarantines donde además de ofrecer una buena variedad en piezas de cualquier artefacto electrónico que se lleguen a necesitar, los panitas ofrecen hasta un combito que incluye reparación.

En la mayoría de las calles del casco central de Barcelona, pueden observarse
diferentres tarantines donde además de ofrecer una buena variedad en piezas de cualquier artefacto electrónico que se lleguen a necesitar, los panitas ofrecen hasta un combito que incluye reparación.

*Según las prioridades
Para nadie es un secreto que hoy en día son muy pocas cosas que se pueden comprar con un salario mínimo, por tal razón la gran parte de la población decide gastar su dinero en productos básicos para la papa antes que en artefactos eléctricos ya que para adquirir un simple pica todo tienes que gastar Bs. 41.750, mientras que para uno grande Bs. 151 mil 500.  Aunque por clara razón algunos optan por batir a mano, tener una bichita nueva de estas en tu casa cuesta unos Bs. 84 mil 750, así como las cafeteras en Bs. 102 mil 810 y un simple hornito eléctrico de dos ornillas en un total de 51 mil 500, volviendo estos artículos todo un lujo para cualquier persona.

La demanda de las piezas se ha incrementado debido a que muchas de las personas aseguran que les sale más conveniente mandar a reparar sus aparatos en vez de sustituirlos, incluso si tienen que acomodarlos unas cinco veces no gastan tanto económicamente.

La demanda de las piezas se ha incrementado debido a que muchas de las personas aseguran que les sale más conveniente mandar a reparar sus aparatos en vez de sustituirlos, incluso si tienen que acomodarlos unas cinco veces no gastan tanto económicamente.

064 (7)

Según el testimonio de algunos trabajadores informales, iniciaron sus ventas de repuestos debido a la necesidad que pasaban sus propios vecinos a la hora de zanquear artefactos, o en su defecto piezas, a un precio poco asequible.

Si corres con la mala leche de que se te dañe la jarra de la licuadora, tienes que bajarte con unos  20 mil bolos para poder sustituirla siendo de vidrio, sin embargo si no es tan sofisticada y puedes meterle una de plástico, el golpe no es tan fuerte y solo tienes que gastar 15 mil.

Si corres con la mala leche de que se te dañe la jarra de la licuadora, tienes que bajarte con unos 20 mil bolos para poder sustituirla siendo de vidrio, sin embargo si no es tan sofisticada y puedes meterle una de plástico, el golpe no es tan fuerte y solo tienes que gastar 15 mil.

El margen de pérdida ha incrementado en los últimos meses.

El margen de pérdida ha incrementado en los últimos meses.

Desde tuercas hasta piezas completas, podrás adquirir en cualquier tarantín.

Desde tuercas hasta piezas completas, podrás adquirir en cualquier tarantín.