El panita José Ángel González no tuvo mucha suerte que digamos cuando acabó muerto porque intentó escapa´de un incendio en su casa, disparando a una cerradura. Pero el susodicho tuvo tan mala fortuna, que la bala reboto y le terminó pegando un pepazo en la cabeza.

El incendio fue en la calle 95E con avenida 55 del barrio La Pastora, parroquia Cacique Mara de Maracaibo a las 4:00 de la madrugada de pasado viernes. De la pava se salvaron la maita y hermanita del desafortunado, que fueron rescatadas de las llamas por los bomberos.

 

 

 

Panorama