La mañana de este martes, algunos convives del conjunto residencial Los Santos, ubicado en el sector Colinas del Neverí de Barcelona, se reunieron para denunciar fallas en el servicio de agua desde hace más de año y medio.

Los panitas soltaron que se ven obligados a bajarse de la mula, casi a diario, con 54 mil bolos que reúnen entren todos para la compra de tres cisternas, lo que ya les resulta imposible. El chivo del condominio donde viven más de 100 familias, Hernani Velásquez, beteó que si en una semana no le daban solución total a la problemática estarían de vuelta a las calles pero esta vez en la avenida municipal, frente a la Policía. Asimismo, los habitantes de la urbanización Bosques del Remanso, ubicada también en Barcelona, protestaron por la misma razón, alegando que están cansados de recibir caramelitos por parte de la gente de Hidrocaribe, cuando llevan unos cuatro años con problemas severos en cuanto al vital líquido. La señora Solimar Méndez soltó que hay unas 350 familias que se encuentran afectadas, incluyendo las casas aledañas, y en su mayoría son los guarichos los que están más propensos a enfermedades por aquello de la insalubridad de los baños. En ambos sitios, acudieron representantes de la Gobernación, Hidrocaribe, Corpoelec y la Alcaldía, quienes los convocaron a una mesa técnica para plantear soluciones. Y. TIAPA


El niño volador

foto del día

Aunque lo correcto sería que en las motos no abordaran más de dos personas,  éstos no solo abusaron de la cantidad sino que aparte, en plena avenida y aún en movimiento, cambiaron de lugar al guarichito además  andaban sin casco. Haciendo del paseito todo un deporte extremo para el mocoso.