Los trabajadores de la Empresa Nacional de Tubos (Enatub), ubicada en la Zona Industrial de Barcelona, tomaron la planta General José Antonio Anzoátegui como medida de protesta para exigir ajustes salariales, siendo esta la tercera vez que se reúnen.

Los voceros Yorvi Moreno, en compañía de Manuel Leal y Randi Caraballo informaron que, a raíz de las acciones que han venido tomando, recibieron 8 calificaciones de despidos, por lo que piden una investigación al respecto ya que las razones alegadas no son convincentes para ellos.

Por su parte, el trabajador Jesús Torrealba denunció a la inspectora Paulina Fernández de haber usado su nombre como testigo en las actas de despido cuando él se encontraba disfrutando de sus vacaciones.

“Es un delito que salga mi nombre como supuesto testigo cuando yo nisiquiera estaba presente, tengo total desconocimiento del hecho”, soltó el hombre. Los 448 panitas afectados hacen un llamado a los entes gubernamentales para que se aboquen a la solución de la problemática que vienen presentando o de lo contrario estarán en paro laboral.
Y. TIAPA