Los panitas de la calle principal del sector La Sirena, en Guanta, están cansados de vivir a fuerza de pura cisterna.

Según el testimonio de los vecinos, en la comunidad donde habitan más de 400 familias, jamás han contado con sistema tuberías por lo que se ven obligados a gastar más de dos mil bolos en agua potable, casi a diario.

Una de las afectadas, Elizabeth Conoto, desembuchó que todos dependen completamente de la compra del vital líquido, para poder subsistir, lo que les resulta  un fuerte golpe al bolsillo de cada perjudicado.

“Yo necesito al menos cinco botellones de agua, casi que todos los días, y cada uno me sale en 450 bolívares, además de que las cisternas tardan hasta dos semanas sin venir. Esto es insólito de verdad”, soltó la mujer.

Asimismo, Rosaide Conoto, beteó que la mayoría de los jacales utilizan pozos sépticos y por tal razón están cansados de los malos olores que proliferan por todo el sitio. Se quejó de la falta de transporte urbano que han venido presentando desde hace año y medio.

“Aquí el que quiera ir más rápido al centro o tenga una emergencia le paga a un mototaxi, pero del resto todos tenemos que caminar para ir a cualquier lugar, es demasiado lejos llegar a la avenida y agarrar un carrito, a menos que alguien nos quiera dar la cola, pero los más afectados son los niños a la hora de ir a la escuela”, dijo.

089 (4)

*En la espera
Por su parte, la pure Rosa de Conoto, quien tiene 14 hijos viviendo a lo largo de esa misma calle, chismeó que jamás se ha visto beneficiada con alguna labor del gobierno, por  lo que hace varios años le solicitó a la gente de la alcaldía de Guanta, que le hicieran algunas remodelaciones a su ranchito, así como también pidió apoyo con pinturas a los de Barrio Nuevo Barrio Tricolor y todavía se encuentra esperándolos a todos.

“Tengo 50 años viviendo por este sector y lo que más quiero en la vida es que me arreglen mi casa, creo que me lo merezco, aunque por aquí, mi casa no es la única que necesita que le metan la manito”, manifestó la viejita de 77 años. Por último, la doña hizo énfasis en el mal estado en que se encuentra  toda la vialidad, pues cada día está más deteriorada.

La abuelita hizo un llamado a los entes pertinentes para que se aboquen a la solución de los diferentes problemas que presentan todos los habitantes de la comunidad.
“Para acá no han venido jamás y es necesario que lo hagan porque la calle tiene muchos huecos, hay demasiadas necesidades que queremos que nos solucionen”, denunció.

089 (3)

*Servicios
Los habitantes se quejan de no recibir las bolsas de los CLAP cada mes, siendo la última vez en diciembre.

*Alumbrado
La mayoría de los postes que van a lo largo de la calle principal de dicho sector popular no tienen buen funcionamiento y los pocos que sirven han sido reparados por ellos.

089 (1)

Y. TIAPA