Según dicen, parece que existe una enemistad entre la mamacita Shakira y Antonella Roccuzzo, pechuga de Leonel Messi. Resulta que a pesar de que Piqué y Messi son compañeros de equipos, y sus carajitos de edades similares entrenan en la escuela del club, las carajas no se soportan y ni se saludan por cordialidad. La semana pasada, Shakira y Gerard festejaron su cumpleaños en un lujosísimo salón. Ahí, se dieron cita familiares, panitas y algunas estrellas del equipo junto a sus esposas, entre los que no contaron la pareja de argentinos.