Más de 300 kilogramos de perico fueron incautados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Anzoátegui, luego de un trabajo en llave con la Oficina Nacional Antidrogas (ONA).
El Mayor General Sergio Rivero Marcano, patrón de la Región de Defensa Integral Oriental (Redior), informó la detención de una persona, quien conducía un camión cargadito con 285 panelas de cocaína, que iban caleta en los tanque de gasolina.
Tras las pruebas realizadas, confirmaron la droga de alta pureza con un peso total de 326 kilos con 700 gramos.
Rivero Marcano dijo que la carroza fue cargada con la blancanieves en Colombia.
Los camuflados vigilaron su recorrido por el territorio a través de seguimiento electrónico de teléfonos.
Finalmente, en Clarines inspeccionaron la nave, determinando que en los tanques con doble fondo venía oculto el cargamento ilegal.