El grupo yihadista Abu Sayyaf le arrancó la cabeza al rehén alemán Juergen Kantner, de 70 años, después de que se venció el plazo dado por los terroristas pa’ negociar la puesta en libertad del tipo, informó la policía filipina.

Ronald «Bato» de la Rosa, director de la Policía Nacional, declaró que la ejecución tuvo lugar en la provincia sureña de Zamboanga. «Tenemos que encontrar el cuerpo, pero, según los informes de inteligencia, está confirmado», agregó el oficial.

Abu Sayyaf reclamaba 600 mil dólares o 565 mil euros, antes de la tarde del domingo para liberar a Kantner, secuestrado en noviembre del año pasado en aguas del estado malasio de Sabah, cequita del sur de Filipinas.

Durante la captura de Kantner, los atacantes mataron a tiros a la esposa del alemán, cuyo cuerpo fue hallado por las autoridades filipinas en el yate en el que ambos viajaban y donde presuntamente fueron abordados.

decapitado