En horas de la tarde de este lunes, fueron reconocidos los restos encontrados en el canal del sector El Samán de Barcelona.
La identificación del chuleta la realizó Luis Toledo, hermano de la víctima. El muchacho señaló que su costilla, Glovis José Cumana Martínez, se ganaba la vida taxiando.
La última vez que lo vieron fue el domingo, cuando salió a trabajar hacia el casco central de Guanta, ciudad donde vivía.
Presuntamente, cerca de las 2:00 de la madrugada del lunes, encaramó a unos carajos en la plaza Bolívar. No supieron más de él.
Toledo explicó que al percatarse que Glovis José no regresaba pa’ la casa, ubicada en Chorrerón, empezaron a buscarlo por cielo y tierra. Luego de recorrer canas policiales y hospitales, les soltaron el dato que en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), había un cuerpo sin documentación. Tras entrompar en la casita de los muertos, verificaron se trataba del joven de 26 años de edad.
El sujeto indicó que Cumana Martínez piloteaba una carroza Chevrolet Malibú, de color blanco, que no ha sido localizado.
Pavitos reales del Eje de Homicidios manejan como principal hipótesis el robo de vehículo. Dijeron los chismosos que los bienvestidos están laborando durísimo para hallar la nave y de esta manera dar con el paradero de los matadores.
Mujica