Es que hay que ver que este chamito será un buen tipo en lo que crezca. Resulta que un niñito de tan sólo 8 años que es refugiado en Turquía, hizo todo lo posible pa’ salvar la vida de un perrito callejero que fue atropellado por un carro y abandonado.

El chamin en lo que vio al animal, corrió a su casa pa’ buscar una cobija y arroparlo, y estuvo con él, hasta que las autoridades se llevaron al herido. Por fortuna el perro salió con vida del accidente.