Un llavecita conductor de autobuses interurbanos, de 60 años,  ha sido arrestado por los pacos de la Policía Nacional por presuntamente masturbarse mientras conducía el autobús.

La Empresa Municipal de Transporte (EMT)  ha confirmado que la Policía solicitó su colaboración para poder identificar al conductor, que carecía de antecedentes y quedó en libertad, con la advertencia de que tendrá que comparecer ante los juzgados.

Una joven pasajera de la linea interpuso una denuncia asegurando que el chofer de la nave estaba pidiendo cola pa’l cielo mientras circulaba por las calles de la ciudad.

Según los informes policiales, la tipa se sentó en un asiento a la derecha del conductor. Y observó como éste le miraba a través del espejo retrovisor mientras se tocaba su pipi. Incluso llegó a asegurar que pudo verle el pene. Asustada, la caraja se bajó en una parada en la zona de Valle de la Ballestera en Campanar. Para denunciar los hechos ante las lacritas de las autoridades.  Según fuentes policiales, por un delito contra la seguridad del tráfico