Los elefantes participaron en un partido de fútbol para iniciar la fiebre del Mundial como parte de una campaña contra el juego de azar en la antigua ciudad tailandesa de Ayutthaya.

Pintados con banderas de países que compiten en la Copa Mundial, los nueve elefantes jugaron contra unos convives de una escuela local antes del comienzo de la Copa Mundial de Fútbol 2018 en Rusia.