Un sapito de la Policía de Montreal poteó que el incidente se produjo alrededor de las 09.15 y que la caraja, de alrededor de 30 años, murió en el acto.

Los pacos señalaron que la bufanda de la mujer quedó enganchada en la escalera mecánica de una entrada sin supervisar del metro de Montreal.

Cuando la tipa intentó liberar su bufanda, sus grañas también quedaron atrapadas por la escalera mecánica.

Un testigo alertó al personal del metro de Montreal sobre el incidente pero cuando la Policía llegó, la víctima había sufrido una parada cardiaca y los servicios de emergencia no pudieron reanimarla.

Situaciones peligrosas se  dan en el día a día en la vida de la gente corriente. Cualquier segundo colgamos los tenis. Nadie podría decir que unas escaleras mecánicas pudieran causar tanto daño.