La dueña de un iPhone X quedó gratamente sorprendida cuando le devolvieron el móvil luego de habérsele caído en un río.

El perol fue encontrado reciente por un convive cazador de tesoros de YouTube que filma sus inmersiones en los lagos y ríos de Arizona. El YouTuber se emocionó cuando se topó con un iPhone X mientras exploraba el Río Salado de Arizona, pero se sorprendió aún más cuando se dio cuenta de que el iPhone funcionaba.

Después de encontrarlo, lo dejó secar durante tres días. Luego puso el teléfono a cargar y cuando comenzó a encenderse, el tipo no podía creerlo que aún funcionara. Finalmente tomó la tarjeta SIM del teléfono y así pudo localizar a su propietaria original, la jevita Alyssa, quien obviamente estaba muy feliz de recuperar su iPhone perdido.