La soledad además de afectar el estado de ánimo, también puede ocasionar daños perjudiciales en la salud, puedes ser más propenso a sufrir enfermedades o algunas dolencias, y en el peor de los casos podría causar la muerte prematura.

Un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología reveló que sentirse solo y el aislamiento social está asociado con enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares. En el caso de las jevas suele ser más riesgoso que en los convives.

La Universidad de los Ángeles realizó un estudio que indica que la soledad desactiva algunas regiones que generan dolor en el cerebro.

Asimismo, afirman que una persona al sentirse solitaria libera una hormona que recibe el nombre de cortisol, la cual genera estrés y angustia.

Afecta la salud cardiovascular, debido a que las personas que se sienten solas pueden presentar una sobreexpresión de genes conectados con células y esto provoca una inflamación en el sistema cardiovascular.

En este contexto, la angustia y el miedo de sentirse solo puede provocar insomnio y problemas para conciliar el sueño.

La soledad puede provocar demencia senil a largo plazo.

Los llavecitas que participaron en el estudio eran vejucos entre 65 y 85 años de edad y los que decían sentirse solos mostraban señales de demencia senil.

Existen personas que prefieren estar solas, en ese caso no hay problema. Ahora, cuando estar solitario se convierte en una elección de por vida, comienza a no ser sano y se requiere de ayuda profesional pa’ hallar un equilibrio emocional que no genere impacto en la salud.