En Brasil, un carajito de 6 años fue el protagonista de un show, pues su valentía dejó a más de uno con la quijada en el piso.

El episodio ocurrió en un supermercado de la ciudad brasilera de Paranavai. Mal portados con bicha en mano entraron a pegar un quieto y tomaron como rehén a un tipo que se encontraba en el local con su chamito, por otro lado otras lacritas tenían al cajero contra la espada y la pared pa’ que les diera todo el dinerito que tenía.

En las imágenes se observa como el pure sin poder moverse, entra en pánico porque su carajito está pillando todo el beta y trata de cumplir todas las peticiones de los malechores. Sin embargo, el niño lejos de estar asustado, y demostrando ser un duro, se lanzó una de kung fu dándole patadas a los landros.