En un video publicado hace unos días en Instagram (que tuvo más de 15.000 comentarios) y difundido en otras redes sociales, se pudo ver a un grupo de fanáticos de Brasil en el Mundial burlándose de una jevita rusa. Los carajos la rodean mientras cantan una canción aparentemente alegre, pero que en realidad decía ‘Buceta rosa’, una forma vulgar de llamar a la totis.

Justamente por la difusión de esas imágenes en Internet los tipos han sido identificados y se les han anulado sus ‘Fan ID’, de forma que no podrán ingresar a ningún estadio de la Copa del Mundo.

Además, uno de ellos es el policía Eduardo Nunes, que ahora enfrenta una investigación interna en la fuerza. Por su parte Diego Valenca Jatoba, exsecretario de Turismo de Ipojuca, en Pernambuco, ha perdido su chamba por esto mismo.

Por su parte Luciano Gil, al que también se puede ver en el video humillando a la caraja, habló con la prensa y pidió “disculpas a las mujeres ofendidas”.