La presentadora del programa El gordo y la flaca, la Lily Estefan (@liliestefan), está pasándosela en grande en el estado mexicano de Quintana Roo pa´ desconectar de la rutina y descansar. Y así fue que dejó a más de uno boca abierta con su tremendo cuerpazo a los 51 añitos.

“No te des por vencido. Lo bueno puede venir más pronto de lo que piensas. Dejen sus problemas en las manos de Dios y duerman rico que mañana será otro día”, expresó junto a la imagen que publicó en su cuenta de Instagram.