¡Qué loco! Una joven tuvo aparatoso accidente en la ciudad china de Wenling, China, cuando destrozó un Ferrari 458 unos minutos después de alquilarlo.

Y que el accidente se produjo debido a las malas condiciones climáticas, porque el asfalto estaba todo mojado por la lluvia, tal como se mostró en la cámara de seguridad.

Al parecer, la conductora perdió el control del lujoso coche y su Ferrari se estrelló contra la valla y luego chocó con un BMW que iba en destino contrario. Tremenda suerte mijita.