Panitas de la zona norte de la entidad, le echaron la burra pa’l monte a una empresa dedicada al servicio de gas doméstico. Según ellos, “obligan a los clientes a pagar en efectivo”, lo que es burda ‘e difícil pa’ llaves, ya que los bancos no están dando mucho real.

“Soy cliente fijo, vengo todas las semanas y me consta que esta empresa tienen una mafia con el efectivo, ellos cuentan con puntos de venta pero ya es rutina que al llegar el mediodía, los desconectan para obligarnos a pagar con efectivo”, chismeó el comerciante Kuzanky Márquez.

A su vez, poteó que llenar la bombona pequeña equivale a 90 mil, mientras que la grande alcanza los 180 mil bolos.

“Los costos no son realmente el problema, debido a que están asequible en comparación a otros lugares, sin embargo, tienen un chanchullo con el efectivo”, soltó el Márquez.