Un guardabosque casi pierde la vida cuando intentó tomarse una selfie con una enorme pitón de 10 metros en la India. El animal sorpresivamente se enroscó en su cuello y estuvo muy cerca de estrangularlo.

Según los chismosos, el funcionario aseguró que recibió un reporte de que el enorme animal se encontraba en una vivienda de una zona residencial de la ciudad de Jalpaiguri, en Bengala Occidental.

Agregó que la mantuvo bajo custodia durante unos minutos, pero antes de liberarla a la selva, se le ocurrió tomarse una fotografía con la serpiente. Afirmó que su intención era obtener solo un recuerdo y luego alejarla de las personas.

Sin embargo, la pitón tenía otros planes y se enrolló en su cuello. Gracias a que varias personas estaban cerca de él para ayudarlo a liberarse, el guardabosque logró que el reptil fuera neutralizado.