En Moscú, la capital del país sede del Mundial Rusia 2018, los llaves han instala’o pantallas en los vagones del metro las cuales transmiten en vivo los partidos de fútbol, pa’ que to’ el mundo se los vacile.

Más de 1.600 pantallas fueron montadas en las naves de la capital Rusa que viajan a una profundidad entre 60 y 80 metros. El objetivo principal de los monitores era transmitir información y noticias locales, pero durante el mayor evento deportivo hubo una reprogramación.

Moscovitas y turistas disfrutan del betabel y es que la fiebre mundialista se siente hasta bajo tierra, en cada vagón de este vanguardista transporte.