El mejor amigo del hombre es capaz de dar la vida por su dueño. Todd, es un Golden retriever de seis meses que salvó a su dueña de ser mordida por una culebra venenosa.

La serpiente terminó mordiendo a Todd. Paula, su dueña, poteó que se recupera rápido y que se encuentra en  buen estado, según chismeó La Nación.

«Usualmente, cuando escucho el ruido de una serpiente, retrocedo. Creo que solo estaba descansando… No la vi. Soy muy consciente y muy vigilante y simplemente no la vi en ningún lado», dijo Paula en su cuenta de Facebook.